La Navidad es una de las épocas más entrañables para la mayoría de nosotros y nos esforzamos en que sean lo más especiales posible. Semanas antes empezamos con los preparativos, sacamos del desván los viejos adornos y planificamos las compras. Pocos pensamos en que es una de las épocas más temidas por los ecologistas pero poco a poco vamos tomando consciencia para que el disfrute de la Navidad sea compatible con la salud del medio ambiente ¿Cómo lograr una Navidad sostenible?

Decoración pop up. Es habitual y normal que escojamos una decoración especial para Navidad y en el mercado hay múltiples opciones para el árbol, la casa y hasta para los exteriores como la terraza o el balcón. Piensa que es una decoración que apenas va a durar unas semanas y la mayoría de accesorios navideños están hechos de plástico (mal). Si pretendes una Navidad sostenible apuesta por una decoración sencilla y ecológica, para nada reñida con el estilo.

Puedes encontrar maravillosos adornos de papel u otros materiales naturales como la madera para una decoración modesta pero especial. Utiliza ramas secas, piñas o frutos como nueces o avellanas. Sustituye las guirnaldas de plástico y las bombillas por velas o, en todo caso, apuesta por el bajo consumo y evita tenerlas encendidas todo el tiempo.

Y atrévete con el DIY. Creando tú los adornos vas a poder poner en marcha las 3R de la sostenibilidad: Reducir / Reutilizar / Reciclar. Llaves antiguas, botones, retales, alambre, ramas, piñas, palés… pueden ser elementos con los que dar rienda suelta a tu imaginación para decorar la Navidad ¿Te apetece pasar un día en familia disfrutando de los preparativos? ¡Aquí algunas ideas!

Y no olvides que la gastronomía juega un papel fundamental por lo que puedes aprovechar para darle un toque especial a tu decoración con unas galletas de jengibre en forma de estrella, árbol de navidad o muñeco.

Comparte la Navidad con los más peques de la casa preparando estas deliciosas galletas de jengibre.    ¡Un clásico que siempre gusta y que además dará un punto divertido a tu mesa navideña!

El árbol de Navidad. El típico árbol con todos sus adornos no es precisamente la opción más sostenible. Si te interesa innovar en casa y huir de los estereotipos lo mejor es hacer tu propio árbol reciclando materiales. Con madera recuperada es fácil hacer un bonito árbol de Navidad ecológico. Otra opción es combinar ramas secas para convertirlas en árboles navideños sostenibles.

Árbol de Navidad Reciclado:   de 50 ideas de Árboles de Navidad con materiales reciclados

Pero si te gusta lo tradicional y en tu casa no hay Navidad sin el “árbol de toda la vida”, ten en cuenta que un árbol natural trasplantado tien pocas posibilidades de sobrevivir tras semanas en casa con la calefacción y sin suficiente luz natural (los abetos son árboles de exterior). Si tienes jardín, planta un árbol autóctono y déjalo ahí. Si lo quieres dentro de casa es mejor escoger otro tipo de planta que puedas cuidar en el interior todo el año.

Y si ya tienes uno de plástico en casa ¡no lo tires! Haz que dure cuanto más mejor porque no hay residuo mientras se sigue usando.

Los regalos. Antes de ser hipnotizadx por las luces navideñas y los mensajes publicitarios, piensa qué necesitas. Luego prioriza los productos locales y de producción sostenible para minimizar “la huella” (hemos hablado sobre ello en artículos anteriores). En Navidad es cuando más tenemos que pensar en el consumo responsable ya que en España este año cada persona gastará una media de 600€ en regalos. Buscando un regalo "limpio" accedemos a una gran variedad de artículos únicos, de diseño, originales y de calidad con los que conseguir ese detalle especial ¿lo has intentado?

Y para quienes tenemos hijos es fundamental escoger juegos o juguetes que además de divertirles contribuyan a su desarrollo. Recuerda nuestro artículo sobre Juguetes Educativos.

Y, por supuesto debemos controla la cantidad no solo por el impacto que genera el desbordante consumo sino también por un tema de “educación”. Enseñemos a los niños a valorar y cuidar lo que tienen ¿Conoces la regla de los 4 regalos? Consiste en apostar por la calidad frente a la cantidad y seleccionar cuatro cosas, 4 regalos para los niños, basándose siempre en estos principios

  1. Algo que sirva para llevar (ropa, zapatos...)
  2. Algo para leer
  3. Algo que realmente deseen
  4.  Algo que realmente necesiten

Te invitamos a ver este video de Guiainfantil.com donde hablan precisamente sobre este tema:

 

Por último, los envoltorios. Envolver los regalos de forma personal denota cariño y dedicación. Para ello no es necesario comprar los rollos de papel de regalo que a su vez van envueltos en plástico y huye de los papeles con colores metalizados que son muy contaminantes… El papel craft, de periódico u otro con cualquier motivo evocador que puedas reciclar son perfectos.  

decoracion-navidad-ecologica

¡Disfruta de una Navidad sostenible!